Coctelería para todos

El aprendizaje de la creatividad

Muchos de nosotros creemos que en la coctelería nunca se deja de aprender, ya que la profesión de bartender en España se ha caracterizado por no tener una rama profesional específica históricamente, pues las escuelas de hostelería solo hacían pequeñas pinceladas de este mundo. Bien lo sabe Iván Talens, Presidente de A.B. Comunidad Valenciana y Murcia, bartender con un largo recorrido, que estudió en la que, por aquel entonces (del 90 al 95) era la prestigiosa escuela de hostelería de Castellón y él fue quién me explicó sus vivencias.

“El nivel de profesionalidad era increíble, estudiabas cinco años, en mi caso en la rama de servicio, pero en sólo un año aprendías de cocina y administración,  salías muy bien preparado, había una gran disciplina. En cambio, la coctelería era muy diferente, ya que solo se estudiaba de manera clásica: apuntes fotocopiados,  prácticas con destilados de poca calidad,  recetas de memoria y sin uso del  jigger.  Aun así, vi en ese mundo la mayor creatividad de sala.  Aparte, las únicas competiciones de coctelería eran el concurso de Bacardi Inter escuelas, y el de A.B.E. pero a finales de los noventa y gracias a Ferran Adrià y numerosos chefs que revolucionaron la gastronomía todo cambió en la cocina y, bebiendo de sus fuentes, también en la coctelería española” 

¿Entonces, un bartender se nace o se hace? Yo creo que ambas. Los que elegimos este camino ahora tenemos las facilidades que no se tenían hace veinte años y, gracias a esos pioneros, actualmente estamos en la segunda etapa dorada de la coctelería. Aunque es cierto que estamos todavía en pañales en cuanto a cultura del cliente y en nuestra mano está que esto no sea una moda pasajera. Una de las claves para evitarlo es la formación continuada del bartender, ahora ya tenemos cursos con titulación Universitaria, como por el ejemplo el de Experto en Bartender y coctelería moderna en el Basque Culinary Center. ¿Pero hacerlo te convierte en verdadero profesional? Yo opino que un bartender se hace detrás de una barra. Obviamente, esa experiencia, junto a la formación previa te ayuda a desarrollarte más rápidamente y la suma de esos factores te convierten en un verdadero profesional, ya que cuanto más formado se esté, más herramientas se tienen para ser creativo. Si nos gusta tanto nuestro trabajo es, en parte, por la improvisación, ya sea al gusto del cliente o rejuveneciendo recetas clásicas. Esta es una oportunidad que en cocina no se suele tener, la creatividad instantánea.

Para practicar esta creatividad tenemos la suerte de contar con enormes bartenders que comparten sus conocimientos y realizan cursos muy adaptables, de pocos pero intensos días, o viajan por diferentes ciudades de nuestro país. Aunque también contamos con herramientas maravillosas como revistas (Trendrinks o Shaking), plataformas online (Dash), webs especializadas (Coctelería Creativa) o blogs (the Shaker & The Jigger, Un Poco De Maldaz). Si hay un nexo en común en este éxito es el esfuerzo constante, el reciclaje continuo y la adquisición de conocimientos que traen como consecuencia el crecimiento en creatividad.  Deberíamos fijarnos en aquella gente que lleva quince o veinte años y te hablan con  la humildad y la pasión del que empezó ayer, pues, sin ellas, estamos perdidos.

En pequeñas ciudades la clave es la unión, por ejemplo 7 jiggers, un grupo de bartenders de la provincia de Castellón del que yo formo parte. Nos reunimos para compartir nuestras experiencias, y conocimientos, dado que únicamente nos dedicamos a la coctelería los fines de semana, y tenemos más limitaciones para crecer individualmente. Aún nos queda mucho por explorar: café, cerveza, té, fermentados, vino y un largo etcétera. Cada uno escoge su camino, y lo bonito no es llegar al final, más bien son las vivencias de la travesía.

Resumiendo el post en una frase: improvisar un cocktail es fácil, solo tienes que estar preparándote toda la vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *